Thursday, April 18, 2024
Battle Reports

[ESP] ¡Corran a la nave!

-Oye Juan, se están tardando… -la voz de Rico, el Hacker del equipo, se notaba nerviosa.
-No te preocupes Rico, aún tienen 5 minutes de sobra… – Juan no estaba tan nervioso como Rico, sus años de entrenamiento y servicio le sofocaban esas sensaciones pero bien sabía que se estaban quedando sin tiempo. 
Un ‘bip’ seguido de un mensaje de audio interrumpió la conversación, el mensaje provenía del canal de comunicación seguro:
-Este es Patrick, necesitamos un poco de ayuda aquí. Algunos han sido capturados y nosotros contamos con algunos prisioneros también, ¿Podrían darnos soporte?
No habría soporte alguno por parte de Corregidor, Juan lo sabía bien. Pero no puedo dejarlos morir así, pensó. Así que se dirigió a Rico.
-Debes de sobrevivir y me vas a pagar una cena en los Tacos Locos cuando regresemos a la Forja- Rico asintió con la cabeza lentamente y entonces abrió el canal de comunicación- Rico irá a apoyarlos, ya tiene todo listo en esta parte así que aguanten su posición.
-Las cámaras y los sistemas principales de la zona de atraque ya están a nuestra disposición.
-Buen trabajo Rico, -le contestó Juan- tienes que regresar vivo o sino voy a ir a visitar a tu hermana…
-Incluso si muero, regreso para matarte, Capitán.
Un par de señas obsenas entre ambos y Rico salió de la nave.
-Espero que ninguno de nosotros muera hoy…- susurró Juan.

Reporte de Batalla: Run to the Ship!
Desenlace:
Una vez que entraron a la Nave, Juan le ordenó a González que comenzaran los prepartivos de la nave.
-Venga Gerry, es hora de que nos saques de aquí.
Tras dar las órdenes, bajo a la cubierta inferior para ver como estaba el equipo pero una vez ahí, notó que solo unos pocos habían logrado regresar.
-¿Dónde está Rico? ¿Y Patrick? -preguntó Juan.
-Lo siento hermano… -respondió Mendez, el otro Mobile Brigada del equipo.
-¿Lograron rescatar a alguno de los que tenían los caledonios?
-No… -la voz de Juan se escuchaba hueca- eramos muy pocos, los han matado a todos.
-¡Mierda! Malditos hijos de puta… pero, ¿Tenemos la información? 
-Si, ¿Pero a qué costo? -quien había respondido había sido Marina, la paramédica del equipo- ¿A que costo? -Repitió.
Juan quedó callado unos segundos pero finalmente decidió hablar. -Al menos esperemos que esto salve más vidas de las que perdimos.
Tras decir aquello dio unos pasos hacia donde se encontraban los prisioneros y dijo:
-Denle solo a uno de ellos un traje espacial y mandenlos a todos a un viaje por el espacio, es posible que la gente de Ariadna vaya tras ellos en vez de ir por nosotros -se tomo una pausa y caminó hacia las escaleras-, claro que al del traje solo denle un poco de oxígeno, digamos… unos 10 minutos. No olviden prender la señal de auxilio de su traje.